Novedades legislativas

Se pone fin a la histórica disputa por las ayudas a Airbus y Boeing

#amchamspain
El encuentro de hoy entre el Presidente Biden y los líderes europeos recupera la senda de la colaboración entre ambos bloques, la más importante del mundo con unos intercambios comerciales que superan los  554.000 millones de euros. Los líderes de EEUU y la UE también han puesto fin a la disputa comercial por el caso Boeing-Airbus. 
 
La Representante de EE.UU. de Comercio, Katherine Tai, expresó que tanto EE.UU. como Europa han acordado ser claras sobre lo que es "un apoyo aceptable a grandes fabricantes aeronáuticos civiles" y entablar un proceso de cooperación. 
 
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo: “Hoy, con el acuerdo sobre Boeing-Airbus, hemos dado un paso importante para resolver la disputa comercial más larga de la historia de la OMC. Me complace ver que después de un intenso trabajo entre la Comisión Europea y la administración de los Estados Unidos, nuestra relación transatlántica está en camino de alcanzar la velocidad de crucero. Esto muestra el nuevo espíritu de cooperación entre la UE y los EE.UU. y que podemos resolver los demás problemas en nuestro beneficio mutuo. Juntos podemos cumplir con nuestros ciudadanos y empresas".
  
La disputa tiene su origen en 2004, momento en que Estados Unidos se retiró de un pacto multilateral de 1992 sobre subvenciones a la aviación, alegado que Airbus había igualado la cuota de mercado de Boeing con la ayuda de subvenciones públicas. Como respuesta, la Unión Europea calificó de "ayudas injustas" a la I+D e incentivos fiscales subvencionados para Boeing. La disputa se intensificó durante la presidencia de Donald Trump cuando la OMC autorizó la imposición de aranceles a las exportaciones de la UE por parte de EE.UU. y la consecuente autorización a la inversa, con gravámenes sobre 4.000 millones de dólares de productos estadounidenses.
 
En marzo de 2021, EE.UU. y España decidieron suspender aranceles mientras negociaban un acuerdo a esta disputa, que hoy ha llegado a su fin. 
 
Esta decisión permitirá recuperar las exportaciones a EE.UU. de los productos españoles afectados, especialmente los agroalimentarios.
 
 
 
15 Jun 2021

Agenda de Comercio de EE.UU. - Fechas Clave y Decisiones para 2021

#amchamspain
Como ya sabrá, el Congreso de EE.UU. certificó la elección de Joe Biden y Kamala Harris como próximo presidente y vicepresidente de EE.UU. El acto de aprobación fue interrumpido el miércoles cuando simpatizantes del presidente Donald Trump irrumpieron por la fuerza en del Capitolio, retrasando unas horas el trabajo del Congreso. Fue un momento inquietante en la historia estadounidense que será imposible de olvidar, pero las instituciones de la democracia estadounidense han demostrado su fortaleza.

 

Enero: El Multilateralismo en Primer Plano

El presidente electo Biden ha señalado que EE.UU. volverá a participar en organizaciones internacionales y acuerdos multilaterales desde el primer día. La reincorporación al Acuerdo de París será planteada por la administración Biden como un primer paso en sus planes climáticos. Veremos al Enviado Presidencial Especial para el Clima, John Kerry, participando en nuevas negociaciones para construir sobre el Acuerdo de París, con miras a la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC COP 26) que se celebrará el 1 y 2 de noviembre en Glasgow, Escocia.

 

Febrero-Marzo: Compromiso con los Aliados

Los ministros de defensa de la OTAN se reunirán en febrero para dialogar sobre los próximos pasos para su misión en Afganistán y muchos otros temas, y se espera una cumbre de líderes que incluya al presidente Biden poco después.

Uno de los principales problemas comerciales que enfrentará la nueva administración serán los aranceles de la Sección 232 de EE.UU. sobre el acero y el aluminio, que se aplicaron cuando la administración Trump determinó que estas importaciones "amenazan con dañar la seguridad nacional", como dice el estatuto.

El candidato de Biden para Secretario de Estado, Tony Blinken, dijo en una entrevista el otoño pasado que la nueva administración "pondrá fin a la guerra comercial artificial" contra los aliados de EE.UU., un posible guiño a estos aranceles.

 

Marzo: La Agenda Comercial del Presidente y China

Como requiere el estatuto, la Agenda de Política Comercial y el Informe Anual del Presidente se presentan al Congreso el 1 de marzo de cada año, y el Representante de Comercio de EE.UU. testifica poco después ante los Comités de Medios y Arbitrios de la Cámara y los Comités de Finanzas del Senado. Si se confirma, la nominada a Representante de EE.UU., Katherine Tai, recibirá preguntas sobre una variedad de temas globales en estas audiencias.

 

Se instará a Tai a alcanzar múltiples objetivos con China. Una será lograr un mejor acceso al mercado chino, que sigue siendo el gran mercado de crecimiento más rápido del mundo para las empresas estadounidenses. Los miembros del Congreso también presionarán para obtener detalles sobre las promesas del equipo de Biden de trabajar con aliados a nivel mundial para abordar las preocupaciones compartidas sobre las políticas capitalistas de China.

 

Primavera: Cumbre(s) UE-EE.UU.

La UE ha invitado al presidente electo Biden a dos cumbres, una virtual y otra presencial, durante la primera mitad de 2021 para discutir lo que sus líderes ven como una "oportunidad única en una generación para diseñar una nueva agenda transatlántica para el mundo cooperación ”, según un documento de la Comisión Europea publicado en diciembre titulado “Una nueva agenda UE-EE.UU. para el cambio global”.

Los esfuerzos para deshacer las tensiones comerciales transatlánticas se desarrollarán en un segundo plano y, tal vez, en el estrado. Es probable que la administración Biden busque un acuerdo para las disputas paralelas de las “grandes aeronaves civiles” que delimitará los subsidios en el sector y levante las sanciones que EE.UU. y la UE se han impuesto entre sí. Además de las tarifas de la Sección 232 antes mencionadas, los impuestos a los servicios digitales continuarán perturbando el comercio transatlántico. 

 

Mayo - Octubre: G7 en el Reino Unido, G20 en Italia

El Reino Unido acogerá la próxima cumbre del G7, que suele celebrarse a finales de mayo o principios de junio. La respuesta a la pandemia y la recuperación seguirán dominando la agenda. Este es un grupo de ideas relativamente afines, y con las campañas de vacunación, con suerte, muy avanzadas entre las economías desarrolladas, la cumbre puede ser un momento oportuno para abordar una serie de cuestiones dejadas de lado durante la pandemia.

Italia será coanfitrión (con la Comisión Europea) de una Cumbre Especial de Salud Global del G20 en Roma el 21 de mayo. La reunión anual del G20 también será en Roma del 30 al 31 de octubre, con una agenda que se espera que se centre en los desafíos macroeconómicos y la recuperación económica.

 

Julio: Negociaciones fiscales globales

Las negociaciones han estado en curso durante varios años bajo los auspicios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con sede en París para abordar los desafíos relacionados con los impuestos que surgen de la digitalización de la economía mundial. Se ha aplazado la fecha límite de 2020 para alcanzar un acuerdo hasta mediados de 2021 (aunque esta fecha límite está lejos de ser fija), pero el establecimiento de nuevos impuestos a los servicios digitales (DST) por parte de Francia y varios otros gobiernos europeos puede inyectar cierta urgencia a las negociaciones.

Algunos gobiernos tienen la esperanza de que la administración Biden participe enérgicamente en las conversaciones. Se espera que EE.UU. continúe luchando contra cualquier enfoque que trate a su industria tecnológica como una fuente de ingresos, pero la posición de Washington no es del todo defensiva: EE.UU. buscará establecer el reconocimiento internacional de su impuesto mínimo global (el ‘Global Intangible Low-Taxed Income’) que se estableció en la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de 2017.

 

Verano: Cumbre EE.UU.-África

Los pedidos de una relación más sólida entre EE.UU. y África han aumentado en los últimos años. Durante las últimas dos décadas, el Foro anual de la Ley de Oportunidades y Crecimiento de África (AGOA), que a menudo se celebra en agosto, ha sido la principal plataforma para el diálogo oficial sobre la relación comercial.

 

Otoño: Cumbre de las Américas 

EE.UU. será el anfitrión de la Cumbre de las Américas por primera vez desde que el presidente Clinton convocó la primera edición en 1994. Seguramente despierte el interés de una región que espera una participación de EE.UU. significativamente mejorada y de una administración Biden que busque una plataforma para impulsar el crecimiento económico en la región más afectada por la pandemia. Si bien se mantendrá cierto enfoque geopolítico en Venezuela, se preve que la administración Biden se aparte significativamente de la administración Trump en su enfoque hacia América Latina y el Caribe.

 

Noviembre: APEC en Nueva Zelanda

Los jefes de estado y de gobierno de las 21 economías de Cooperación Económica Asia-Pacífico se reunirán en Nueva Zelanda del 8 al 12 de noviembre. Si bien la administración saliente a menudo promocionó su agenda del Indo-Pacífico, la retirada del presidente Trump de la Asociación Transpacífica en su primera semana en el cargo fue vista en la región como una señal de la desconexión de EE.UU. El hecho de que la administración no envió representantes de alto nivel a las cumbres de la ASEAN que tradicionalmente siguen a las reuniones de APEC aumentó la impresión de desinterés por parte de EE.UU.

 

Diciembre: Ministerial de la OMC en Kazajstán

Si bien la fecha es incierta, es probable que la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebre su 12ª Conferencia Ministerial en Kazajstán a finales de 2021.

Una primera tarea será elegir un nuevo Director General; la administración Trump bloqueó al economista nigeriano Dr. Ngozi Okonjo-Iweala, quien había logrado un claro consenso entre los 163 miembros de la OMC. La administración Biden primero deberá resolver esta disputa, con suerte a principios de 2021.

 

Fuente: US Chamber of Commerce

13 Ene 2021

Declaraciones de Jaime Malet sobre la próxima presidencia de Joe Biden

#amchamspain

Actualmente, la sociedad americana está más dividida que hace cuatro años. EEUU había sido el país de los consensos “pero ya hace dos décadas que no es así” dijo nuestro presidente, Jaime Malet, en una entrevista publicada en El Mundo el pasado 10 de noviembre. La polarización ha sido una estrategia electoral utilizada tanto por el partido demócrata como el republicano para reforzar a sus seguidores y animarles a salir a votar. La radicalización ha ido en aumento con el empleo de la inteligencia artificial en las redes sociales. En este contexto, y tras unos días electorales de gran intensidad, el nuevo presidente electo apela a la unidad y pretende acabar, al menos en lo que pueda, con la polarización política en el país.

 

Durante los próximos cuatro años de legislatura, Malet prevé que EE.UU. invertirá más en el ámbito social y menos en el militar. También se puede esperar “más economía verde, más regulación bancaria, y más límites a la libre fijación de precios por parte de las empresas farmacéutica”. Las relaciones comerciales con Europa, y concretamente con España,  nuestro presidente asegura que “se mantendrán fuertes” aunque algunos aspectos no se verán alterados. Biden seguramente siga trabajando para reducir los casi 200.000 millones de dólares que tiene de déficit comercial anual con Europa, y seguirá “exigiendo una mayor contribución de los países europeos al gasto militar”.

 

Al mismo tiempo, España tiene que hacerse más visible en EE.UU. Es fundamental atraer capital estadounidense y para ello España “tiene que dotarse de un mercado de trabajo más flexible y reforzar la seguridad jurídica”. En definitiva, necesitamos realizar un giro de 180 grados para atraer inversión de calidad y volver a la senda del crecimiento. Desde AmChamSpain seguiremos trabajando para reestablecer el equity story de nuestro país y nuestras empresas.

10 Nov 2020

Foro Fiscal: Protocolo de Modificación del Convenio para evitar la Doble Imposición

#amchamspain

El pasado 29 de octubre, organizamos un seminario sobre las novedades que aporta la Modificación del Convenio y del Protocolo entre España y Estados Unidos para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal entre EE.UU. y España.

La apertura del seminario la protagonizaron Jaime Malet, Presidente de AmChamSpain, Alain Cuenca, Director General del Instituto de Estudios Fiscales y Christy Agor, Consejera Económica de la Embajada de EE.UU. en España. Nuestro Presidente hizo mención a los años de esfuerzo de la Cámara en liderar este proceso que desde 2006 ha sido impulsora de su modificación. Malet agradeció la implicación de los representantes de los despachos que conformaron el grupo de trabajo dentro del Comité Fiscal de AmChamSpain para lograr la modificación de este Convenio: Baker&McKenzie, Cuatrecasas, Deloitte, Ernst&Young, Garrigues, KPMG, PriceWaterhouseCoopers y Uría Menéndez.

"Con la ratificación del Protocolo de modificación del Convenio de Doble Imposición quedan atrás los años de bloqueo, permitiendo así que las empresas aumenten sus planes de internacionalización" afirmó la Consejera Económica de la Embajada de EE.UU. en España, Christy Agor.

Luis Manuel Viñuales, Socio de Garrigues y Ana Fernández-Daza, Consejera de Finanzas de la Embajada de España en EE.UU. repasaron el contexto de la fiscalidad internacional y el proceso de ratificación y firma del Protocolo. Férnandez-Daza señalo, además, el importante papel de las empresas para conseguir su ratificación, entre ellas, mencionó a Iberdrola, Banco Santander, Consentino, Gestamp y el Grupo Acerinox.

En el primer panel sobre los beneficios que aportan las modificaciones del Convenio para evitar la Doble Imposición se comentaron las novedades en materia de dividendos e intereses, así como las ventajas que ofrece para sucursales, entidades transparentes, fondos de pensiones y REITs. Este panel contó con la participación de expertos fiscales de PricewaterhouseCoopers, Uría Menéndez, Baker McKenzie, KPMG, BBVA, Procter&Gamble y el Grupo Acerinox.

Los retos para la aplicación del CDI fue abordado en el segundo panel. Este se centro en la cláusula de arbitraje obligatorio, los tests mencionados en el art. 17 y la compatibilidad -o en el caso de los 'BITs' (Bilateral Investment Treaties), incompatibilidad- con la legislación estadounidense. Los despachos Cuatrecasas, EY, y Deloitte compartieron sus observaciones mientras Elena de las Morenas, Subdirectora de Fiscalidad Internacional del Ministerio de Hacienda y representantes de 3M e Iberdrola compartieron consejos prácticos para empresas privadas. 

 

 

See photo gallery

View PWP presentations

 

Medios de comunicación:

Invertia

Investing

 

29 Oct 2019

Sanciones económicas de EE. UU. a la Unión Europea (Section 301)

#amchamspain

Después de años de disputa, la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó el pasado 2 de octubre la imposición por parte de Estados Unidos (EE. UU.) de aranceles a productos de la Unión Europea (UE) valorados en 7.500 millones de dólares.

 

El objetivo es compensar la pérdida económica que ha sufrido EE. UU. por ayudas al lanzamiento de ciertos modelos y la concesión de créditos que dieron los gobiernos de Francia, Alemania, Reino Unido y España a Airbus, con unos intereses por debajo del disponible en el mercado, dándole una ventaja comparativa frente a su contraparte americana, Boeing.

 

De acuerdo con el Departamento de Comercio Exterior de EE.UU., a partir de mañana, 18 de octubre, entrará en vigor un arancel del 10% a los aviones de Airbus y un arancel del 25% a un grupo extenso de productos de muchos países de la UE, entre ellos el aceite de oliva, el vino, el whisky, los quesos, las frutas, los embutidos, las prendas de punto…

 

Como consecuencia, las exportaciones españolas a Estados Unidos de aceite de oliva, aceitunas y vino, pueden sufrir a partir del 18 de octubre un aumento anual de un 25% sobre su valor de exportación. Según el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) las exportaciones de estos productos fueron valoradas en 700 millones de euros en el año 2018, respecto un total de exportaciones españolas a EE. UU. de 12.791 millones de euros. El impacto en estos sectores de la economía española sería por lo tanto de unos 175 millones de euros anuales aproximados si se mantuviera el mismo nivel de exportaciones anuales.

 

Por su lado, la Unión Europea también tiene un pleito desde hace muchos años ante la OMC, contra los EE.UU. por las ayudas que EE.UU. haya podido conceder a Boeing en detrimento Airbus. La resolución a este pleito llegará durante el segundo semestre del año 2020. Es probable que en ese momento, EE.UU. y la UE negocien un acuerdo sobre las ayudas a ambas compañías que evite la imposición de nuevos aranceles, elimine los que relata esta nota y evite así una escalonada guerra comercial entre ambos bloques.

 

02 Oct 2019

Comunicado AmChamSpain: Prioridades ante las elecciones

#amchamspain

La Junta de Gobierno de AmChamSpain ha aprobado el siguiente comunicado con el objeto de trasladarlo a la opinión pública antes de las Elecciones Generales del 28 de abril.

 

 

En un contexto de ralentización de la economía mundial, España muestra perspectivas moderadamente positivas tanto en el crecimiento de la economía en su conjunto – 2,1% sobre el PIB para 2019 y 1,9% en 2020 frente al promedio en la Eurozona, de 1% y 1,2% respectivamente – como en la creación de empleo.

 

La recuperación de la economía española desde el 2012 se ha basado en determinados factores, unos endógenos – reformas estructurales y dolorosa devaluación interna en las familias y en las empresas con incremento de la competitividad que ha permitido siete excepcionales años consecutivos de superávit en la balanza comercial – y otros exógenos – política monetaria muy expansiva del BCE y precios bajos del petróleo.

 

Pese a los riesgos que asoman de la situación internacional (Brexit, crisis de países importantes de la Eurozona, tensiones comerciales globales), parece que los factores exógenos claves para nuestro país (tipos de interés bajos y bajo precio del petróleo) van a mantenerse por algún tiempo.

 

Por ello, desde nuestra entidad creemos que la economía española podría tener todavía un importante margen de crecimiento a medida que se vayan creando puestos de trabajo, aumentando de esta forma el consumo de las familias y los ingresos fiscales de la Administración. A nuestro juicio, este margen de crecimiento puede estar por encima de las previsiones oficiales, y depende de la forma que se acometan las prioridades que señalamos en este comunicado.

 

Sin ninguna duda, el país tiene grandes potencialidades: empresas cada vez más competitivas, una capacidad instalada de infraestructuras de trasporte envidiable, un aumento exponencial de la base emprendedora y una importante atracción turística.

 

Para que el nuevo Gobierno que salga de las urnas tras las próximas elecciones generales pueda aprovechar todo este potencial trasladamos – con toda la humildad que le corresponde a una entidad apolítica como la nuestra – lo que consideramos que son algunas de las principales prioridades desde el punto de vista de nuestra institución.

1. Crear empleo masivo de calidad que vaya adaptándose a las disrupciones tecnológicas. España tiene todavía un desempleo de un 14%, superior a los países de la OCDE, especialmente entre la gente joven. Los avances en robótica e Inteligencia Artificial van a suponer además la preminencia de la tecnología sobre la mano de obra en muchos procesos productivos. Por otro lado, la falta de empleo es la mayor de las injusticias y crea las mayores desigualdades. Por ello creemos que el principal objetivo del nuevo Gobierno debe ser reducir el desempleo a menos de un 10% en los próximos cuatro años preparando el mercado laboral a las disrupciones que vienen y centrándose especialmente en reducir el desempleo juvenil. Un empleo al alza ayudará a mantener el sistema de pensiones y otras prestaciones sociales y mejorará las perspectivas de la economía gracias al aumento del consumo interno. En este sentido abogamos por una mayor flexibilidad del mercado laboral y políticas activas de creación de empleo junto a un esfuerzo nacional por parte de las administraciones públicas y los actores sociales para un verdadero plan contingente de recapacitación laboral o Plan Nacional de Reconversión de la fuerza laboral (reskilling) de forma que la adaptación en los próximos años a nuevos escenarios tecnológicos se lleve a cabo de forma rápida y poco traumática.

2. Reducir endeudamiento público y endeudamiento exterior. España tiene una de las deudas netas más abultada de la OCDE, aproximadamente un 77% del PIB, y una deuda pública que también llega al 100% del PIB y que no ha parado de crecer en los últimos años. Este doble endeudamiento mantiene a España en una situación de debilidad extrema ante próximas crisis y supone una pérdida de soberanía, hipotecando a las futuras generaciones con el exterior. El nuevo Gobierno debería tener como prioridad la consolidación fiscal y la reducción de todo tipo de costes de producción para exportar. Las quejas de nuestros socios, especialmente de las multinacionales de matriz extranjera, sobre la inseguridad fiscal (con docenas de reformas anuales en el impuesto de sociedades) y, en general, sobre la profusión normativa e injerencia administrativa poco efectiva en cualquier actividad son constantes. Las duplicidades y triplicidades de trámites administrativos de las diferentes administraciones y la partición de un mercado relativamente pequeño entre 17 administraciones autonómicas generan un lastre para la economía y su capacidad de producción. En este sentido, sugerimos una revisión a fondo de la eficiencia del gasto público, una lucha para la reducción de la economía informal, mejoras en el acervo impositivo (especialmente en el Impuesto de Sociedades), mayor armonización de las legislaciones autonómicas y la revisión profunda y supresión cuando sea necesario de trabas administrativas ineficaces.

3. Mejora de la Educación y su adaptación a los cambios tecnológicos. España tiene una educación mejorable tanto en la escuela (especialmente en comprensión lectora y matemáticas) como en las universidades (faltan universidades española entre las 150 principales del mundo según los dos principales rankings internacionales). Por otra parte, la educación española está quizás demasiado basada en formatos memorísticos, con poca flexibilidad académica, deficiente introducción de las Tecnologías de la Información y donde los “soft skills” (hablar en público, negociar, idiomas, etc), brillan en muchos casos por su ausencia. Un país necesita preparar a sus jóvenes en la excelencia, especialmente en estos momentos de disrupciones tecnológicas y competencia global, está condenado al fracaso. Creemos que la nueva legislatura tiene que dar como fruto una reforma educativa de amplio consenso que sea muy pragmática, tenga como fin atraer y retener talento productivo y que perdure en el tiempo. Entre otras medidas, abogamos a introducir mayor meritocracia en el sistema educativo, de forma que los profesores sean atraídos de todas las partes del mundo, y retenidos e incentivados según sus méritos, periódica y objetivamente evaluados. Además, creemos necesario una reforma en profundidad de todo el sistema educativo, muy especialmente el universitario y la Formación Profesional, que con el consenso del nuevo gobierno, los agentes sociales, las asociaciones empresariales, las empresas y las universidades, se vuelque en dotar a la juventud de las capacidades necesarias para los nuevos cambios tecnológicos.

4. Apuesta por la Innovación. La inversión en I+D+i en España (1,19% del PIB) es claramente inferior a la media de los países desarrollados. Asimismo, España goza de una sólida producción científica pero que no se corresponde con el número de patentes registradas. Durante la nueva legislatura debería intentarse aumentar la inversión en I+D pública y, especialmente, privada (mediante aumento de los incentivos fiscales y mayor seguridad jurídica) acercándose al objetivo del 3% del PIB de la Unión Europea. Asimismo debe potenciarse una mayor vinculación de la comunidad investigadora y el sector productivo, y una mayor protección de la propiedad intelectual.

5. Calidad institucional. La neutralidad de las instituciones es fundamental para la estabilidad del sistema. En España se perciben usos partidistas de muchas instituciones públicas – las televisiones autonómicas, la educación en las escuelas y universidades, algunas empresas públicas y las oficinas de apoyo al comercio exterior de algunas autonomías son algunos ejemplos. Esta politización ha dado lugar, en demasiados casos de nuestra historia reciente, a desbordamientos de la legalidad. Un país no puede permitirse que el sistema se desestabilice continuamente por un mal uso de las instituciones públicas. Por ello desde la Cámara proponemos establecer sistemas de buena gobernanza y vigilancia ex ante, mejorando los mecanismos de supervisión en el ordenamiento jurídico.

6. Imagen de España en el exterior. Otro importante desafío es conseguir mayor reconocimiento internacional de la importancia económica de nuestro país y de algunos de los grandes logros de las últimas décadas (uno de los países con el mejor sistema sanitario, con mayor seguridad, con empresas fuertes, etc). Los responsables de las multinacionales de origen español se enfrentan muchas veces a preguntas que suponen una falta de conocimiento por parte de los inversores en sus road shows. Por su parte, los responsables en España de las filiales de empresas extranjeras tienen idénticos problemas al pedir más recursos. Aunque se han hecho grandes avances y se han dedicado muchos esfuerzos, España sigue apareciendo como nota al pie de página en la prensa internacional salvo cuando se producen noticias negativas. Creemos que es fundamental para una mayor atracción de inversión que el nuevo Gobierno tenga como prioridad mejorar la presencia institucional y empresarial española en los foros mundiales y lleve a cabo una labor constante de Relaciones Públicas con la prensa extranjera, especialmente anglosajona.

7. Por último, España lleva desde las Elecciones Generales del 2015 instalada en una situación de interinidad, que impide a las empresas invertir pensando en el largo plazo y a los gobernantes tomar decisiones que tengan impacto duradero en la mejora de la inversión y el bienestar de las familias. Por ello, creemos necesario los máximos consensos de los partidos políticos para gobernar durante la totalidad de la legislatura y llegar a acuerdos amplios en los principales asuntos que van a determinar el futuro de los españoles en las próximas décadas, entre ellos, los destacados en esta nota.

 

 

28 Abr 2019